top of page

Un consultor no nace, se hace.

Actualizado: 27 jun


Por Humberto Santibañez CPP.


"Sobre esto me gustaría invitar a toda la red a que comenten este artículo y lo complementen con otras experiencias, virtudes, conocimientos y competencias que debería tener un profesional de la Seguridad para desempeñarse como consultor en este difícil mercado".

He estado meditando bastante durante el último tiempo, principalmente sobre cuales son los principales atributos que debe poseer un consultor exitoso. Generalmente leo y estudio sobre conocimientos técnicos, pero lo que si me apasiona es estudiar sobre habilidades y competencias que se deben cultivar y fortalecer cada día.


Un consultor posee conocimientos profundos en la ciencia o materia específica a la cual se dedica, en mi caso la Seguridad, pero ejercer este trabajo requiere de entrenar muchos poderes. Quizá el primero es el valor, referido al valor de haber emprendido un negocio por si solo, con todas las variables que esto tiene a diferencia de los empleos formales, con horarios y salarios a fin de mes. El consultor parte como un aventurero, teniendo la certeza de que tiene algo que entregar y que debe otorgar valor a sus conocimientos, pero más que todo a su experiencia.


Afortunadamente, durante 20 años, no siempre fui consultor. Junto a un gran amigo, sembramos las primeras semillas de una empresa de servicios de vigilancia, llegando a tener mucha gente trabajando en la empresa. Como Gerente del negocio obviamente que aprendí muchas cosas sobre administración, finanzas, recursos humanos, operaciones, ventas, negociación, legislación y un ciento de cosas que están implícitas en ello. No fue un camino fácil. Fue duro y dio buenos frutos.


Creo que lo mejor no fue ganar dinero, sino que cultivarme permanentemente, por medio de la educación, optando por el perfeccionamiento y la adquisición de nuevas herramientas para trabajar. Fue precisamente este último factor, el punto de partida para comenzar mi carrera como consultor y resultó ser lo más apasionante que he logrado en mi carrera profesional.


Podría escribir un libro sobre mis vivencias en todas las consultorías en las cuales me ha tocado intervenir, pero quiero expresar algunos secretos del oficio que estimo les sea de utilidad:


Se agradecido: Junto a ti, te han acompañado muchas personas, amigos que con sus palabras y su apoyo, han aportado de manera importante a que llegues donde estás.


Se consciente de tus valores: En este camino debes tener claro cuáles son tus valores y como se los impregnas a tu equipo. Los clientes quieren ver tus valores como una fortaleza, no como una palabra escrita en tu sitio web.


No dejes de estudiar: Todos los días se aprende algo nuevo, para ello debes estar atento a lo que está pasando a tu alrededor y mostrar interés por escuchar y entender.


Escucha a tus clientes: No intentes venderles nada, primero escucha cual es su “dolor” y no pretendas dar opiniones o soluciones antes de conocer a la organización, sus características y su cultura. Ninguna empresa es igual a otra.


Escucha a tu equipo: Tu equipo te puede enseñar cosas y aportar ideas que pueden ser fundamentales para el éxito de un trabajo.


Se profesional: Trabaja bajo altos estándares, siempre vas a encontrar consejos y bibliografía que te pueden ayudar a mejorar, no olvides que el prestigio se consigue con mucho esfuerzo y dedicación, se construye con cada detalle. Sin embargo solo basta un error, para que todo se pierda.


Estrategia: Tú y tu equipo de negocio deben manejar conceptos avanzados de estrategia, más aun cuando se dedican a atender clientes que desean soluciones a nivel corporativo.


Lenguaje directivo: Si lograste llegar a la primera línea gerencial, es todo un éxito y por eso debes conocer el lenguaje de los negocios, se asertivo y preciso en captar las ideas, expectativas y comunicar tus ideas perfectamente. No contarás con mucho tiempo para ello.


Da soluciones: La empresa necesita soluciones y pronto, evita las presentaciones interminables y transmite tus logros en los primeros 5 minutos.


Se ético: Nuestro comportamiento ético, procura mantener la transparencia, nos garantiza que actuemos correctamente, nos permite cuidar nuestros valores, nos crea una imagen positiva ante los demás y transmitirla a nuestros clientes.


Toma decisiones: Tu equipo y tus clientes requieren que tomes decisiones y que los guíes, esto requiere de mucha experiencia, preparación pero por sobre todo coraje y confianza en ti mismo.


Y en fin, muchas otras virtudes y capacidades. Sobre esto me gustaría invitar a toda la red a que comenten este artículo y lo complementen con otras experiencias, virtudes, conocimientos y competencias que debería tener un profesional de la Seguridad para desempeñarse como consultor en este difícil mercado.


Y tú, ¿Qué opinas?

106 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page